Vecino de Granjas Reginas lo despojan de su auto, ademas le dan golpiza

El agredido no denunció los hechos de manera inmediata ya que aseguró andar buscando su auto pero al no dar con él decidió acudir a las autoridades.


NUEVO LAREDO.- En plena Carretera Nacional, frente al Panteón Los Ángeles, un joven fue despojado en forma violenta de su auto deportivo y no conforme con ello fue atacado a golpes por los ladrones de vehículos.

Los hechos sucedieron a las cinco de la mañana y la víctima fue un vecino de la colonia Granjas Regina que se ubica en las colonias de la Carretera Nacional.

El robo del carro se denunció ante la Unidad de Investigación de la PGJE donde se integró una NUC (Número Único de Carpetas) para que las investigaciones recaigan en los agentes de la Policía Investigadora del nuevo sistema penal acusatorio.

El ofendido de nombre Ángel E. D., manifestó que el robo no lo denunció de inmediato, porque anduvo buscando su carro por algunos días, en las colonias por donde se registró el atraco y en otras partes de la ciudad, con la esperanza de recuperarlo.

Al ver que era inútil continuar con la búsqueda, compareció ante la Unidad de Investigación para presentar la respectiva querella.

Manifestó que el día del robo, eran las cinco de la mañana y conducía su auto Ford Mustang modelo 1994, color rojo con polacas texanas.

Circulaba por la Carretera Nacional y a la altura del Panteón de Los Ángeles, le cerró el paso un carro de color negro, modelo 2000, del cual descendieron tres jóvenes.

Uno de los desconocidos, abrió la puerta del chofer y le dio un tremendo puñetazo en el rostro al quejoso, gritándole que no volteara a verlos.

El golpe semi-atontó al denunciante, quien declara que lo bajaron del carro por la fuerza y lo tiraron sobre la cinta asfáltica y lo agredieron de nuevo.

Por la posición en que estaba, solo pudo ver que los delincuentes se retiraban del lugar a bordo de su carro.

A pesar de la hora, estos hechos fueron presenciados por otros automovilistas, pero ninguno de ellos se detuvo para prestarle auxilio al denunciante.

Ángel se levantó y caminó hasta su casa, donde contó lo sucedido y después se puso a buscar su carro en los alrededores y otras colonias, pero no lo encontró y decidió interponer la denuncia correspondiente, esperanzado a que se investigue y ver si es posible que se recupere su auto.